Resumen

La configuración de la educación como un derecho y un valor en la sociedad actual está relacionada con la creación y desarrollo de las escuelas de primeras letras durante el Antiguo Régimen, las cuales en un principio estaban reservadas a las clases privilegiadas. Los planteamientos de los intelectuales ilustrados permitieron que las autoridades públicas detectaran la necesidad de mejorar la educación elemental, y de crear más y mejores escuelas de primeras letras, incluso para las clases más populares. Esta política se convirtió en uno de los principales objetivos educativos de Carlos III, quien, además, apostó por incentivar la presencia de las niñas en las escuelas de primeras letras mediante la aprobación del Reglamento para el establecimiento de escuelas gratuitas para niñas de 1783.